¿Ajustas o retocas?

No es nada nueva la disyuntiva que se produce a la hora de querer inclinarse por un término u otro, cuando queremos justificar una acción concreta sobre una fotografía ya realizada. Aclaro que tampoco es necesario escoger, pues ambas pueden ir de la mano y por lo tanto no son excluyentes, pero convendría establecer unos límites para no confundir ajuste y retoque.

Me ha gustado la manera en que José Benito Ruiz ha hecho referencia a esto en su sesión nº 4 del curso “Un año de fotografía” del que ya he hablado anteriormente.

Él comenta que retoque, es la alteración de una imagen en esencia, tratándola por partes y por lo tanto cambiándola. Probablemente la herramienta más universal para hacer esto sea el famoso Photoshop con el que poner y quitar cosas, es coser y cantar. Por otro lado tendríamos el ajuste, donde se trata la imagen como un todo y en el que se suele corregir, brillo, contraste, saturación, etc., pero a toda la imagen a la vez, manteniéndola más o menos fiel a como la hemos captado. Con un revelador RAW es suficiente para hacer esto.

Probablemente, una imagen que necesites muchos cambios, no es una buena imagen.

Se puede argumentar que en realidad toda imagen captada con una cámara es una imagen alterada de lo que vemos, pues al fin y al cabo es una interpretación de ese instante (profundidad de campo, velocidad de obturación, etc.), pero siempre podemos establecer unos límites, para evitar que que el espectador se haga una idea equivocada de lo que está viendo.

En lo referente al retoque, en algunas ocasiones no se es sincero con la persona que visualiza la imagen, pues al no constatar los cambios o alteraciones que ha sufrido ésta, se está haciendo una idea un tanto irreal de la escena, que incluso llega a no ser reflejo de la realidad. Cuando esta condición se oculta y después se evidencia, a veces se paga caro. Ser sincero a la hora de mostrar un trabajo fotográfico debiera ser una cualidad a valorar. Todo es lícito en fotografía pues al fin y al cabo es una herramienta que nos permite expresarnos y cada uno escoge las posibilidades que tiene a su alcance en función de sus necesidades, pero es bueno saber donde acaba una cosa y donde empieza otra, ser honesto y si retocas que el espectador lo sepa, ¿no?.

Share

13 respuestas a “¿Ajustas o retocas?”

  1. Yo soy de los de solo ajustar los valores necesarios en el revelado del RAW con Lightroom. El PS lo empecé a usar en los inicios pero cuando salio el Lightroom me cambié sin dudarlo y hará unos 2 o 3 años que apenas uso Photoshop.

    Yo simplemente ajusto el balance de blancos, Ajusto finamente la exposición si hace falta, el contraste, saturación y máscara de enfoque.

    En algun caso enderezo el horizonte y todo lo demás se hace cuando tomo la foto mediante los filtros necesarios y listos 😉

  2. A mí me gusta más decir Revelas.

  3. Raul dice:

    Creo que es un debate absurdo,

    -Los jpg que salen de la cámara están retocados por el fabricante y sus ajustes.
    -En químico siempre se revela ¿Están todas retocadas?
    -Las polaroid estaban ya retocadas?

    Simplemente se trata de revelar según lo que busca el autor, cosa que ya se demonizo en analógico y ahora en digital vuelven a salir puristas con lo mismo.

    Otra cosa es el montaje, cosa que también se hacía en los primeros tiempos de la fotografía en el siglo 19.

    Sencillamente, siempre a estado ahí y siempre estará porque es necesario, solo cambian las herramientas.

    Saludos!

  4. Jaime dice:

    Es una definición ya desfasada, habiendo reveladores raw que permiten aplicar ajustes locales, aunque de momento son un poco limitados, cada vez será más accesible hacer ajustes más profundos desde el revelado raw, la diferencia entre utilizar un filtro degradado para oscurecer un cielo o utilizar una segunda foto subexpuesta aplicando un filtro degradado en una máscara de capa es solo de aplicación técnica para conseguir un resultado similar.

  5. Raúl, yo no creo que sea un debate absurdo. Un debate siempre enriquece al ver la pluralidad de puntos de vista de los demás.
    Respecto a lo que dices, una cosa es ajustar globalmente una fotografía y otra cambiar zonas de la misma. Se haga cuando se haga no me parece ético, poner o quitar sin especificarlo. ¿Recuerdas el caso reciente de Javier Arcenillas cuando quitó una persona (imagino que con Photoshop) en una fotografía ganadora de un concurso o los 40 años por lo menos que le quitaron a Sofía Lorén (imagino que miles de arrugas y flacideces varias) en las fotografía de Christian Loubboutin en el País Semanal?. A eso me refería. Salu2

  6. ¿Acaso no os gusta la obra de Mellado o de Ansel Adams?

    ¿un pintor refleja exactamente lo que ve?

    La fotografía es un arte, y como tal, depende del artista, y como todo en el arte no le puede gustar a todo el mundo.
    Pero saber apreciar una obra no riñe con que te guste o no el estilo.

    Es una simple opinión. Un saludo.

  7. Daniel: Yo hago lo mismo que tú. ;-). Es una opción, ni mejor ni peor.
    José Ramón: Me gusta tu matiz
    Jaime: Efectivamente reveladores como el cámara RAW, permiten con el pincel hacer ajustes por zonas, por lo que no es necesario un photoshop. Yo apuesto más por el valor de lo que comunica la foto, que por su perfección técnica en el postprocesado, sin restarle a este último trabajo mérito alguno. No pretendo defender ninguna postura. Las dos son validas, pero no son iguales, pero eso trato de diferenciar ambas cosas.
    José Antonio: En algún sitio leí, que la fotografía en si misma, al igual que el dibujo no es arte, sino que determinadas fotos o dibujos pueden ser arte. Aunque esto es un poco subjetivo. Mi hijo de 6 años dibuja y hace fotos, pero está claro que no hace arte en el sentido clásico de la palabra.

    Gracias por vuestros comentarios.

    En general: Trato de suscitar debate enfocando el tema en lo referente la honestidad, no al método. Por ejemplo, si viéramos en el telediario que están comentando una noticia desde Moscú y después, resulta que el corresponsal estaba en su casa y pusieron un fondo del Kremlim, te sientes engañado. Claro que se puede hacer, pues la tecnología lo permite y si lo especificas lo entiendes y lo das por válido, pero no es honesto hacer cree a la gente una cosa que no se corresponde con la realidad, porque te puedes sentir manipulado.

    ¿Alguna opinión más?

  8. Joan Boira dice:

    Depende de la foto y del cliente! Cualquier extremo puede ser malo, como concepto. No es lo mismo publicidad, que periodismo … ; ) (Copiado de Facebook)

  9. Joan, imagino que el factor cliente, supone un condicionante muy decisivo y también es verdad que los extremos tienen sus limitaciones. 🙂

  10. Basilio dice:

    Depende del tipo de fotografía debe haber límites. En el reportaje periodístico para mí no es lícito ya que lo que valoramos es ser fiel al tipo de fotografía a lo Cartier-Bresson. Solo aceptaría ajustes del revelado (aunque sea digital) y no añadir o quitar elementos. Muy distinto es que queramos crear una imagen sin este objetivo, en especial si se pretende hacer algo creativo. Desde muy al principio de la historia fotográfica ha habido autores que han usado el fotomontaje para realizar sus obras.

  11. Estoy de acuerdo contigo Basilio, depende mucho del tipo de fotografía. Efectivamente, siempre se ha retocado, pero insisto que una cosa es ajustar y otra retocar, de igual manera que una cosa es andar y otra correr. Aunque sean muy parecidas, establecer estas diferencias creo que no es ser extremista. El ajuste no se suele someter a ningún tipo de ética, pero el retoque si, si se cambian las cosas de manera significativa. Como bien dices tú, en un reportaje periodístico, etc. no es ético, ya que de alguna manera parece un fraude. Usarlo para cosas creativas y demás lo veo lógico.

  12. Raul dice:

    Javier, me parece absurdo porqué como decía, es algo qué viene dando vueltas muchos años y al final lo qué importan son las necesidades o el destino final qué tenga una foto.

    Desde un punto de vista meramente documental donde otros aspectos dejan de ser relevantes, si qué es importante mantener la fidelidad y no hacer montajes aunque se pueda mejorar a posteriori.

    No todo es A o B 😉

    Saludos!

    (copiado del FB)

  13. Yo sigo pensando que es bueno establecer diferencias en las palabras que usamos (menos mal que tenemos un vocabulario rico). Tú dices «No todo es A o B ;)». Claro, hay A, B, C, D, etc. Una cosa es ajustar y otra retocar al igual que una cosa es andar y otra correr. Para casi todo tenemos un palabra y eso nos hace ricos en matices. Cuando bajes a Crevillent, a ver si nos vemos que ya hace, ya… Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.