¿Dónde están los límites en la fotografía?, ¿Debe haberlos?

Hace unos días en lensbokeh planteaban el clásico debate sobre si la fotografía es arte o no. Me imagino que sobre esto se habrán escrito ríos de tinta (o montones bytes). Yo expresaba en ese blog, que bajo mi punto de vista la fotografía es arte, sin lugar a dudas. Según el DRAE arte es la «Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros«. Otra cosa es que sea un arte interesante y valorado por la sociedad o un arte sin ningún tipo de interés social.

 

Saco este tema a colación, porque siempre me cuesta mucho situarme respecto a esta reflexión. Nunca me he considerado un artista. Ni siquiera, un pésimo artista. Este calificativo me viene grande. Me siento más cómodo con una palabra como documentalista o simplemente fotógrafo. Tampoco se trataría de ser un mero notario visual, pues intento aportar mi visión personal de las cosas, influido por todo lo que me rodea. 

 

En más de una ocasión me han sugerido a través de los comentarios en el fotoblog. que por que no convierto alguna de mis fotografías a b/n, ya que según ellos, mejoraría el resultado. Pues probablemente porque no me encuentro a gusto. Las cosas las veo en color y cuando la paso a b/n, me decepcionan. No me ocurre lo mismo cuando veo el b/n de los demás, pues como no tengo esas imágenes en mi retina impresas en  color, sólo las valoro desde la perspectiva del b/n. Es como si las fotografías en b/n fueran rehenes al pasado, donde prácticamente el b/n era la única opción a la hora de expresarse. No sé, me parece que hay muchas fotos contemporáneas, que no me encajan en b/n, quizás porque de su ambiente de desprende que están hechas en la actualidad y no tienen la atmósfera tan especial. Pienso que las imágenes tienen más fuerza en color, son más ricas, mientras que el b/n imprime un carácter más clásico, antiguo, nostálgico, artístico o como queramos llamarle.

 

Eso no quita que disfrute y aprecie el trabajo de quien desarrolla un buen b/n. Recientemente he descubierto a través de los comentarios en mi fotoblog, el trabajo de Elaine o de Peter y me que quedado gratamente impresionado. Os lo recomiendo. 

 

Tampoco me atrae el HDR, la fotografía excesivamente retocada, el uso exagerado de filtros, etc. porque a mi juicio me alejan de la realidad. No me acaban de convencer, pues yo no veo las cosas así. Alterar la realidad es por supuesto perfectamente legítimo, pero quizá se aproxime más al arte y se aleja de lo que que veo con mi ojos. Lo más parecido a la realidad. 

 

¿Y vosotros?, ¿Qué pensáis?, ¿Dónde creéis que están los límites, ¿Debe haberlos?

Share

2 respuestas a “¿Dónde están los límites en la fotografía?, ¿Debe haberlos?”

  1. Joaquin dice:

    A mi no me gusta ponerle puertas al campo, porque además de inútil es perjudicial. El que quiera experimentar que lo haga. ¿Qué sería de este mundo si cuatro locos no innovaran? Seguiríamos con la rueda. Ahora bien, habrá innovaciones que perduren y otras que sean flor de un día. También habrá innovaciones mal usadas, como HDR (que es una técnica muy potente y teóricamente fantástica, pero la potencia sin control no sirve de nada…).

    ¿Respecto a considerarse fotógrafo o artista? Yo me considero una persona que hace fotografías, y no un fotógrafo, porque entonces debería ser también un pensador, un ciclista, un cocinero, un atleta, un piloto, un jardinero, un esquiador, un futbolista…y ser todo lo que realizo habitualmente. Prefiero definirme como una persona que hace, y poco más.

  2. admin dice:

    Hola Joaquín. Gracias por tus comentarios y por tu visita. En referencia a la consideración de fotógrafo, no lo hacía como calificativo, sino como adjetivo. A veces poner etiquetas nos sirve para situarnos. Es evidente que cuando he escrito la palabra fotógrafo hubiera sido más completo añadir al lado, la palabra «aficionado», pues un piloto, jardinero, esquiador, etc. que lleva muchos años practicando su afición, no necesita profesionalizarse para que podamos llamarle de esa manera. Es más, probablemente habrán fotógrafos aficionados con mucha más preparación que algún que otro profesional. De todos modos este matiz no cambia mucho el contenido de la entrada. Espero verte de nuevo por aquí. Salu2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.