Mi querido monstruo comefotos, llamado «Fotoblog».

postfotoblog

Mantener vivo un fotoblog no es tarea fácil, a no ser que se tenga un gran archivo. En mi caso particular, como sólo tengo mi réflex digital un año y medio, apenas tengo reservas y constantemente he de hacer fotos nuevas para dar de comer a mi querido monstruo comefotos, llamado «Fotoblog».

Soy partidario de que un fotoblog, aunque tenga grandes fotografías, si no es dinámico y constantemente se actualiza, va perdiendo interés. Por otro lado, uno de los usos más interesantes que se le pueden dar a un fotoblog, es usarlo como laboratorio, para ir mejorado nuestra técnica y en base a los comentarios y sugerencias, descubrir nuevas formas de plantearnos la fotografía. En muchas ocasiones, me veo obligado por falta de material a subir fotografías, que bajo mi punto de vista son poco interesantes o francamente mediocres, pero siempre serán útiles, si con posterioridad son comentadas, pues habrán servido para aprender.
Para exponer el trabajo personal de cualquier fotógrafo, sea profesional o aficionado, quizá sea más efectivo usar una galería de fotos (por ejemplo en flash) donde estén resumidas las mejores fotografías.
En definitiva, subir fotos con regularidad es toda una motivación y un reto, pues exige constancia. ¿Qué opináis sobre este tema? ¿Pensáis que hay que ser más selectivos? ¿Mejor calidad que cantidad?
Share

2 respuestas a “Mi querido monstruo comefotos, llamado «Fotoblog».”

  1. Joaquin dice:

    Pues yo le doy más valor a un buen fotoblog que a una buena galería, porque la galería se llena con 10 o 20 buenas fotos, mientras que mantener día a día la calidad de las fotografías de un fotoblog requiere de un mayor trabajo, de trabajar la autocrítica de forma continuada y de mejorar día a día para superarse en lo que presentas. ¿Cantidad o calidad? ¿Por qué hay que elegir? 😀

  2. Felipe dice:

    No creo que sea el mejor para opinar ya que actualizo el mío de tarde en tarde, pero creo que si es posible, y bajo mi opinión, enganchan más aquellos con actualizaciones frecuentes, ya que consiguen acaparar mas espectación día a día, con el tiempo, los que se actualizan muy de tarde en tarde van cayendo en olvido, e incluso puedes llegar a cuestionarte por qué lo empezaste a seguir algún día… En fin, como gustos….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.