Els últims llops marins

Els últims llops marins de l’illa de Tabarca (Las últimas focas monje de la isla de Tabarca), es un proyecto que viene de muy atrás en el tiempo y que por fin le he podido dar forma. Esta historia, la tenía guardada en un cajón desde hace más de 15 años, cuando Batiste Luchoro (su protagonista) me la contó por primera vez. He intentado recrear el fatídico día en que la última pareja de foca monje que vivía en la isla de Tabarca fue capturada a finales de mayo de 1938. Se trata de una narración que no tiene muchas posibilidades contada en clave fotográfica, por lo que me decidí a plasmarla en formato vídeo. Tengo muy poca experiencia en esta disciplina y mucho que aprender, aun así estoy satisfecho del resultado.

Ha sido un lujo contar con la colaboración de tres grandes profesionales, sin los cuales este proyecto no hubiera concluido de esta manera. Se trata de Rafa Herrero 
que amablemente me ha cedido las imágenes de Foca monje
 (Monachus monachus) en libertad, de Jaime Brotóns 
que con su dron ha permitido que pudiéramos grabar los planos aéreos que necesitaba de la isla y de la valiosa aportación de Toni Pau que ha cedido su voz para contar esta historia.

Este proyecto ya terminado, tiene además de mi interés etnológico, histórico y medioambiental una componente emocional intensa, ya que el hilo conductor de esta historia es un familiar al que aprecio y respeto. Es también una manera de otorgar protagonismo a una de esas personas que han dedicado toda su vida al mar y que suelen pasar desapercibidas. También se ha enriquecido mucho esta historia con la aportación de Victoriano Ramos, que durante el proceso de realización del documental entrevisté, proporcionándome información complementaria muy valiosa.

Este microdocumental de ocho minutos y medio de duración, ha necesitado de un periodo largo de tiempo para su realización, ya que se inició hace unos nueve meses. Ha dependido de muchos factores como, disponibilidad de las personas que han participado o ayudado en su realización, la meteorología, horarios de consulta de archivos, permisos, etc.

El vídeo es una disciplina compleja que requiere mucho tiempo, medios, herramientas y sobre todo, coordinación con las personas que intervienen en el proyecto, a los que desde estas líneas quiero agradecer su colaboración ya que me han ayudado de manera totalmente desinteresada. Quiero resaltar especialmente la ayuda de la familia de Batiste, así como de Roque Belenguer (Biólogo), Felio Lozano (Coordinador de la Reserva Marina de la Isla de Tabarca), José Manuel Pérez Burgos (Director del Museo de Nueva Tabarca), José Luís González Arpide (Doctor en Geografía e Historia), Antonio Ramos (hijo de Victoriano Ramos) y el resto de personas que aparecen en los créditos finales.

Sigo prefiriendo la fotografía para expresar mis ideas o contar mis historias, por lo que esta primera apuesta documental en vídeo, no va a marcar necesariamente mi dirección en próximos proyectos. Aunque nunca se puede decir “…yo de este agua no beberé”, intentaré focalizar mi mirada en lo que más me gusta, que es la fotografía.

Espero que os resulte interesante.

FacebookLinkedInEmailCompartir