Nuevo cuerpo

Hace tiempo que ya estaba dándole vueltas a la posibilidad de adquirir un nuevo cuerpo y por fin me he decidido. Me he decantado por una Canon EOS 50D, ya que dar el salto a una full-frame implicaría asumir un gasto desproporcionado para mi, además de tener que actualizar algunos objetivos.

No creo que al comprar esta cámara,  se note un aumento de calidad excesivo, respecto a mi Canon EOS 400D, pues sigue siendo una cámara con un sensor APS-C, pero si trabajará con mayor rendimiento a sensibilidades altas y me proporcionará otras prestaciones que su antecesora no tiene. Sobre todo lo que más me atrae es su robustez y el poder hacer las fotos con más comodidad. La voy a comprar en Redcoon, ya que tiene un precio muy competitivo.

Mi idea es mantener los dos cuerpos y para ocasiones rápidas, llevarlos con ópticas ya montadas, para no perder una posible foto, mientras cambio de objetivo. Evidentemente cuando se trate de fotografiar con más tranquilidad no voy a poder evitar tirar del nuevo cuerpo, sea cual sea la óptica elegida. Intentaré tenerla para mi viaje a Marrakech que es este mes y si no es posible, no mucho más tarde, pues el IVA sube en julio…

Foto: web

Share

Una respuesta a “Nuevo cuerpo”

  1. […] fin tengo en mis manos mi nueva adquisición; la Canon EOS 50D. En abril escribía una entrada sobre su inminente compra, pero por unos imprevistos lo tuve que demorar un poco. La […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.